La revista Vanitatis nos entrevistó la semana pasada para que habláramos un poco del protocolo y de cuáles son los modales básicos en la mesa. Esos que transmitimos a los niños de los colegios a los que damos clase.

¿Necesitas que vayamos a tu colegio? Contacta con nosotras. 

 

logo-vanitatis

Protocolo para ‘dummies’: las normas para triunfar en un ‘afterwork’ y en una boda

Es tiempo de eventos, y no solo el de Harry y Meghan Markle. Happy Manners, expertas en protocolo y educación, nos dan consejos para no hacer el ridículo en un acto social

Si hay adultos que no saben con qué cubierto comer cuando se sientan a una mesa en la que hay más de dos tenedores o cucharas, imaginen un niño. Lo imaginaron Inés López Lamadrid y su hija, Marta Torrent, quienes tras dos exitosas carreras decidieron hacer un parón y montar la empresa Happy Manners, dedicada a enseñar maneras a los más pequeños. La idea, algo atrevida, va cuajando poco a poco y ya dan ‘clases’ a los niños de tres colegios de Barcelona.

«Unos dicen que las maneras deben enseñarlas los padres, porque los colegios están por otra cosa», nos dice López Lamadrid, «y hay quien dice que lo tienen que hacer los colegios porque los padres no tienen tiempo». Y así, la pelota va de un lado al otro y los niños se plantan en la mesa sin saber cómo se maneja un tenedor. Niños que luego son adultos y que no conocen las normas básicas de comportamiento.

Y eso, en época de comuniones, bautizos y bodas, momentos en los que uno se sienta a la mesa muchas veces con desconocidos, saber las cuatro normas básicas puede ser de gran ayuda. Aquí tienen protocolo para ‘dummies’ o para quienes no quieren hacer el ridículo en un acto social de alto copete. López Lamadrid y Torrent nos dan algunos consejos para quedar como unos señores.

Pregunta: ¿Qué normas básicas recomendaríais a alguien que no sepa nada de maneras, ya no solo en la mesa?

Respuesta: No es fácil elegir cuatro normas básicas, pero digamos que, fuera de lo que es la mesa, es decir, respecto al saber estar en general, la puntualidad es elemental en cualquier lugar y circunstancia, es nuestra tarjeta de presentación. Igualmente importante es mostrarse siempre amable con todo el mundo, saludar con naturalidad, no hablar en exceso de uno mismo a menos que te pregunten, hablar de cosas que no ofendan la sensibilidad de ninguno de los presentes y saber escuchar.

P.: Estamos en época de comuniones, bodas, bautizos… ¿Cómo hay que comportarse en la mesa?

R.: Teniendo en cuenta que la comida es un acto social y que su finalidad no es saciar el hambre, sino disfrutar también de la compañía y no molestar a los demás, quizá los modales más importantes sean comer con la boca cerrada, no apoyar los codos en la mesa, no hacer ruido con los vasos o cubiertos ni señalar con ellos.

P.: El protocolo o las normas de educación, ¿dependen de la clase social?

R.: El protocolo, se aplique en el ámbito que se aplique, es un conjunto de normas que sirven para facilitar las relaciones entre las personas, al margen de la clase social a la que pertenezcan. Sería impensable que los actos institucionales o las recepciones de Estado o reales funcionaran como un reloj sin unas reglas que los pautaran.

P.: Hay quien considera el protocolo como algo caprichoso de las clases altas, otros consideran que es una normativa de respeto hacia los demás.

R.: En términos generales, diríamos que lo más importante en cualquier acto o evento al que uno asista es ser respetuoso con los demás, conversar con las personas que nos rodean y demostrar interés por las costumbres de quienes procedan de otras culturas. En dos palabras: saber estar.

P.: Hay varios tipos de protocolo en el mundo, ¿cuáles y dónde se aplica cada uno?

R.- De acuerdo con el colectivo al que vaya dirigido, existen varias modalidades o tipos de protocolo: el Protocolo Oficial (casas reales, actos oficiales y públicos de autoridades o instituciones de Estado), el Protocolo Social (normas y saber estar), el Protocolo de Empresa (para eventos públicos o privados), el Protocolo Diplomático e Internacional (para eventos entre Estados y sus autoridades, y normas de comportamiento social entre personas de diferentes culturas), y los Protocolos Deportivo, Militar y Eclesiástico, entre otros.

La reina Máxima de Holanda brinda con Angélica Rivera. (Gtres)
La reina Máxima de Holanda brinda con Angélica Rivera. (Gtres)

P.: El protocolo inglés tiene fama de estricto, ¿qué características destacaríais?

R.: Si existe un país con un protocolo extendido y arraigado, ese es el Reino Unido. Su proverbial corrección, su ‘fair play’ en los deportes, conforma un país educado. El inglés suele tener un carácter reservado, raras veces eleva el tono de voz, o muestra disgusto o enfado. Exterioriza poco sus sentimientos. Que el protocolo inglés tenga fama de estricto quizá se deba a que probablemente sea el que menos se ha modernizado y a que muchas de sus normas cuentan con siglos de antigüedad.

P.: ¿Así que una boda, como la del príncipe Harry y Meghan Markle, puede tener un protocolo muy estricto?

R.- El que asista allí a un acto público en el que esté la familia real se encontrará con normas para absolutamente todo: para vestirse, sentarse, bajar del coche, comer, beber, hasta para lo que puede y no puede decir.

 

 

Leer artículo completo:

https://www.vanitatis.elconfidencial.com/estilo/2018-05-09/boda-harry-meghan-protocolo-dummies-normas-basicas-saber-estar-acto-social_1561435/